pe.sinergiasostenible.org
Nuevas recetas

Dátiles bañados en chocolate rellenos con nueces especiadas

Dátiles bañados en chocolate rellenos con nueces especiadas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Ingredientes

  • 36 almendras tostadas saladas, cantidad dividida
  • 2 cucharaditas de cáscara de naranja finamente rallada, dividida
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 de cucharadita de pimienta gorda molida
  • 3/4 taza de chispas de chocolate agridulce

Preparación de recetas

  • Mezcle 24 almendras, 1 cucharadita de piel de naranja, miel y especias en un tazón pequeño.

  • Corta una hendidura en cada dátil y quita el hueso. Presione 2 almendras cubiertas de especias en cada ranura y encierre las nueces en la fecha.

  • Cubra una bandeja para hornear pequeña con papel de aluminio. Derrita el chocolate en un tazón pequeño apto para microondas hasta que se derrita, aproximadamente 20 segundos, deteniéndose una vez para revolver. Agarre el extremo de 1 dátil relleno y sumerja 3/4 en chocolate derretido. Sacude el exceso de chocolate. Coloque la fecha en papel de aluminio. Repita con las fechas restantes. Espolvoree la cáscara de naranja restante sobre los dátiles bañados en chocolate. Sumerja 1 almendra simple hasta la mitad en el chocolate; lugar encima de 1 fecha. Repita con las almendras y los dátiles restantes. Enfríe hasta que el chocolate cuaje, 30 minutos.

Contenido nutricional

Una porción contiene: Calorías (kcal) 89.5% Calorías de grasa 46.3 Grasa (g) 4.6 Grasa saturada (g) 2.0 Colesterol (mg) 0 Carbohidratos (g) 13.3 Fibra dietética (g) 1.7 Azúcares totales (g) 10.8 Carbohidratos netos ( g) 11,7 Proteína (g) 1,2 Sodio (mg) 1,4 Sección de revisiones

Dátiles rellenos de almendras bañados en chocolate, mejores para regalar

Dar regalos es el matón de la temporada navideña. Dondequiera que mires, parece que hay alguien a quien debes agradecer o una oferta a la que debes corresponder (o una). No solo es agotador y molesto, también es un quiebre bancario. Estos obsequios no tienen nada que ver con los obsequios que realmente quiere dar, aquellos en los que ha pensado y cuidado, los que espera que provoquen los ojos muy abiertos y la emoción de sus seres queridos.

Lo sé, es mejor dar que recibir, pero realmente, ¿cuándo empezó todo este dar? Cuando era niño no existía el "don de maestro". Eso es todo de lo que se quejan mis amigos. El aula, los profesores de piano y ballet, el tutor, el entrenador y la niñera parecen requerir un poco de reconocimiento tangible. Ya tiene cientos de dólares y ni siquiera se ha ocupado de su residencia. Si vive en un apartamento, tiene el personal, algunos de los cuales nunca ha visto (en realidad, deberían recibir una propina muy generosa, ya que pasan sus días trabajando en el laberinto de paredes grises de las entrañas de su edificio), y todo quienes comparan y contrastan cómo son recordados por cada residente. Si tienes la suerte de no limpiar tu propia casa tienes al encargado de la limpieza, si tienes coche están los del garaje y si te gusta agacharte y recoger el periódico en pijama, está el servicio de reparto. Si vives en una casa, no te olvides de las personas que cuidan el césped o del vecino que alimentó a tu gato mientras salías de la ciudad ese fin de semana. Básicamente, cualquier persona que haga su vida más vivible necesita una palmada en la espalda, y no lo digo literalmente.

En este punto, su billetera está plana, el saldo de su cuenta en la vía rápida para sobregirar y apenas ha comenzado. Esperemos que haya reservado algunos fondos para los más cercanos y queridos. Pero todavía hay un grupo al que no nos hemos dirigido: los anfitriones. Se rumorea que algunas personas están mareadas por su torbellino navideño. Una fiesta todos los sábados durante un mes antes del gran 31/12 está destinada a pasar factura en más de un sentido. No solo tendrás resaca todos los domingos durante un mes, sino que ni siquiera pensarás en presentarte con las manos vacías. Aquí es donde las cosas se ponen complicadas. Necesita saber con quién está tratando. Solía ​​ser invitada a una fiesta de Navidad (espera, 'solía' no porque hiciera algo ofensivo sino porque ya no dan la fiesta) donde todos los años les llevaba a los anfitriones un bonito regalo de la casa de una tienda que frecuentaba la anfitriona. Y nadie dio las gracias ni una sola vez. Lo entiendo, la fiesta estaba abarrotada, el presente se unió a otros bajo el árbol y realmente no me estaban manteniendo en comida y bebida y ¿qué esperaba que hicieran, darme las gracias por darles las gracias? Podrías ir y venir durante años. Pero aún así, un reconocimiento hubiera sido bueno. El hecho es que probablemente podría haberme salido con la suya sin obsequios y gastar los $ 25 en otra alma merecedora, pero no me criaron para ser un fanático.

En este punto, me refiero al regalo casero hecho en casa. Sin embargo, debes conocer a tu cliente. Una vez hice mi granola (bolsa de cristal, atada con una cinta de raso, una presentación muy elegante si lo digo yo misma) y cuando se la entregué a la elegante anfitriona, ella dijo: "¡Oh, pot pourri!" de una manera que-no-deberías-tener-y-desearía-no haberlo hecho. No señorita, no es 1986 y no estoy ocupada secando flores en mi armario.

He hecho lo de las nueces tostadas y condimentadas, lo cual puede ser traicionero si tu hermana llama mientras las nueces están en el horno y te olvidas de ellas hasta que las hueles, momento en el que es mejor que aparezcas sin un regalo o una bolsa de nueces quemadas? La decisión es tuya. Cuando vi esta receta, siguió los pasos de mi descubrimiento de la fecha y se veía tan bien que la guardé para regalar. Estos son muy fáciles de hacer (solo instale una línea de ensamblaje) y todo se trata de contraste: una almendra picante, salada y crujiente, un dátil masticable, dulce casi cremoso y el profundo je ne sais quoi del chocolate negro. Solo asegúrate de hacer un lote adicional. Es agradable recibirlo, incluso si es de usted mismo.

Para más historias con sus recetas, visite In Sweet Treatment.

Dátiles rellenos de almendras bañados en chocolate, mejores para regalar
De Bon Appetit, noviembre de 2010
Ingredientes

36 almendras tostadas saladas, cantidad dividida
2 cucharaditas de piel de naranja finamente rallada, dividida
1 cucharadita de miel
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 de cucharadita de pimienta gorda molida
12 dátiles Medjool
3/4 taza de chispas de chocolate agridulce


Bolas de masa de galleta con chispas de chocolate bañadas en chocolate

Estamos en casa sanos y salvos de Alberta y nos estamos quedando sin dormir.

Estoy derribando a French Press como el mejor de ellos, pero ni siquiera estoy seguro de que esto vaya a salvar mi falta de sueño. Siempre es difícil adaptarse a los cambios de hora, ¿no es así?

También estoy sufriendo un caso grave de Echo de menos el blues de mi familia.

Como mencioné la semana pasada antes de irme a visitar a mi familia, estoy presentando un especial de galletas navideñas en el blog llamado "Galletas navideñas veganas favoritas", donde prometí mostrarles galletas navideñas con un toque saludable y vegano.

Ya te mostré Mi favorito Snickerdoodle…la semana pasada.

Haré una lista en mi página de recetas de todas las galletas navideñas que hago, así que asegúrese de verificarlo.

Hoy me gustaría pasar a una cookie un poco más poco convencional

En primer lugar, es un bola.

Está no hornear.

Está bañado en chocolate.

Está vegano.

Contiene sin azúcar añadido.

Estos también son una adaptación de mis bolas de Glo Dough que vendí en el mercado de agricultores el verano pasado.

Este inesperado deleite es el perfecto aperitivo de fiesta navideña para servir en una linda bandeja, pegada con palillos rojos y verdes. Serví algo como esto en mi Ugly Christmas Sweater Party en diciembre de 2009.

Hice estos la semana pasada antes de irme a mi viaje y me tomó toda mi moderación esperar para escribir un blog sobre ellos.

Lo primero que hice anoche cuando llegué a casa desde el aeropuerto fue sacar a uno de estos chicos malos del congelador y meterme en la boca.

Empujé esa bola de galletas en mi boca y tuve un momento de pura felicidad mientras estaba de pie frente al congelador con mi equipaje en una mano y pelotas en la otra.

Bolas de masa de galleta con chispas de chocolate bañadas en chocolate

Adaptado de mis galletas con chispas de chocolate crudas de mayo de 2009. Idea de palo de Joy the Baker.

  • 2/3 taza de anacardos
  • 1/2 taza + 1 cucharada de avena regular
  • 3/4 taza de harina de espelta integral (u otra harina)
  • 1 cucharadita de sal kosher
  • 5 dátiles medjool sin hueso, picados
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 3-5 cucharadas de jarabe de arce puro, al gusto
  • 3-4 cucharadas de chocolate amargo o mi chocolate crudo casero, picado
  • 1/3 taza de chocolate amargo, derretido, para mojar

Direcciones: Cubra una bandeja para hornear con papel pergamino o un tapete antiadherente. En un procesador de alimentos, procese los anacardos y la avena hasta obtener un desmenuzamiento fino (vea la imagen a continuación). Ahora agregue la harina, la sal kosher y los dátiles medjool deshuesados ​​y picados. Procese hasta que esté fino.

Agregue la vainilla y el jarabe de arce puro y procese hasta que la mezcla se una en una bola.

Transfiera a un tazón grande y agregue las 3-4 cucharadas de chocolate amargo picado. Enrolle en bolas y péguelas con palillos de dientes.

En un baño maría o con cuidado en el microondas, derrita 1/3 de taza de chocolate negro en un tazón pequeño. Tenga cuidado de no quemarse. Ahora enrolle cada bola en el chocolate y colóquela en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino.

Congele durante 1 hora para que cuaje. Servir inmediatamente.

Producir: Aprox. 25 bolas.

Procese la avena y los anacardos hasta que se forme un desmenuzado fino como el anterior.

Ahora agregue la harina, los dátiles y la sal kosher:

Ahora agregue el jarabe de arce puro y la vainilla. Se formará una bola.

Ahora agregue el chocolate picado y procese hasta que se incorpore. Alternativamente, puede revolver esto en un tazón si la mezcla es demasiado pegajosa para su procesador.

¡Forme bolas y péguelas con un palillo!

Ya saben riquísimos, pero debemos mojarlos en chocolate.

Esto es 1/3 de taza de chocolate amargo derretido.

Sumerja hasta la mitad y colóquelo en el pergamino.

Ahora congele las bolas durante 1 hora para que se asienten. Espolvorea con azúcar glas y sirve inmediatamente.

Estos tienen un sabor a nuez gracias a los anacardos y la harina de espelta y una gran textura gracias a los trozos de chocolate. Saben como una masa de galleta más saludable que es saludable pero que no le dará la temida caída del azúcar. No saben exactamente a masa para galletas, pero de todos modos son deliciosos.

Y perfecto recién salido del congelador.

El otro día mi sobrino me preguntó "Tía Angie, ¿por qué haces fotos de tu comida?"

Me detuve y me reí por un momento y pensé en mis formas extrañas.

También me di cuenta de que me había convertido en la ficha tia rara. Sabía que estaba destinado a suceder.

Lo miré esperando ansiosamente mi respuesta y dije:

"Porque tomar fotografías de mi comida me hace feliz ... al igual que tú".

Y luego lo distraí con una galleta.

Funcionó por ahora, pero habrá muchas más preguntas y necesito pensar en las respuestas.


Resumen de la receta

  • 2 ½ tazas de harina para todo uso
  • 2 tazas de azucar blanca
  • ¾ taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 5 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 taza de almendras rebanadas blanqueadas

Precaliente el horno a 350 grados F (180 grados C).

En un tazón grande, combine todos los ingredientes excepto las almendras, mezcle bien con una cuchara. Agrega las almendras hasta que estén bien mezcladas y la masa estará espesa y pegajosa.

Coloque la mitad de la masa en una bandeja para hornear con borde de 10 x 15 pulgadas que haya sido cubierta con spray antiadherente para hornear. Forme una barra ligeramente redondeada de 4 x 12 pulgadas que tenga aproximadamente 3/4 de pulgada de grosor. Repita con la masa restante en una segunda bandeja para hornear y hornee por 30 minutos.

Retirar del horno y reducir la temperatura a 325 grados F (170 grados C). Deje que los panes se enfríen durante 20 a 25 minutos, luego córtelos en rodajas de 1/2 pulgada de grosor. Coloque las rodajas con el lado cortado hacia abajo en las bandejas para hornear y hornee por 15 minutos más. Dale la vuelta a las galletas y hornea otros 15 minutos o hasta que estén muy crujientes. Deje enfriar, luego guárdelo en un recipiente hermético. Mantendrá varias semanas.


FRESAS BAÑADAS EN CHOCOLATE

Las semillas de sésamo tostadas agregan un toque crujiente adicional y una sabrosa sorpresa a este postre fácil de comer. Busque fresas grandes con tallos para una mejor presentación.
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos.
Tiempo de enfriamiento: 15 minutos
Rinde 10 porciones (2 piezas)

• 1/3 taza de nueces en trozos, finamente picadas
• 2 cucharadas de semillas de sésamo
• 3 onzas de chocolate agridulce
• 2 cucharadas de mitad y mitad sin grasa
• 20 fresas grandes con tallos (aproximadamente 2 pintas), enjuagadas y secas

Caliente el horno a 275 ° F. Extienda las nueces en una bandeja para hornear y hornee hasta que estén fragantes y ligeramente doradas, aproximadamente 10 minutos.

Mientras se tuestan las nueces, coloque las semillas de sésamo en una sartén pequeña a fuego medio-bajo. Cocine, agitando suavemente la sartén de un lado a otro, hasta que las semillas estén doradas, aproximadamente 5 minutos. Deje que las nueces y las semillas se enfríen, luego mezcle en un tazón poco profundo.

Caliente el chocolate y la mitad y la mitad en una cacerola pequeña a fuego medio-bajo, batiendo hasta que el chocolate se derrita, aproximadamente 3 minutos.

Cubre un molde para hornear con papel encerado.

Sumerja las fresas en chocolate (aproximadamente tres cuartos del camino), luego sumerja un lado en la mezcla de nueces y semillas, cubriendo bien. Coloque la nuez hacia arriba en un molde para hornear. Refrigere hasta que el chocolate esté listo, unos 15 minutos, y sirva.

Avanzar: Las nueces y las semillas de sésamo se pueden tostar hasta con 3 días de anticipación. Las fresas se pueden sumergir hasta con 8 horas de anticipación. Cubra con cuidado las bayas y refrigere, no congele.

Nutrición de un vistazo
Por porción: 90 calorías, 7 g de grasa, 2 g de grasa saturada, 2 g de proteína, 8 g de carbohidratos, 2 g de fibra, 0 mg de sodio


Productos horneados: galletas, barras y biscotti

Una receta simple de galletas de mantequilla adornada con pistachos, naranja y chocolate semidulce. Esto hace una adición bonita y única a las bandejas de galletas navideñas o cestas de regalo.

¿Cómo se hace que las galletas de mantequilla mantecosas, quebradizas y que se derriten en la boca sepan aún mejor? ¡Sumergirlos en chocolate, por supuesto! Estoy compartiendo tres combinaciones irresistibles de galletas de mantequilla bañadas en chocolate que sorprenderán a tus amigos y familiares sin apenas trabajo. ¡Esto es un excelente regalo de Navidad o postre económico de último momento para una fiesta navideña!

Vanillekipferl es una galleta navideña tradicional alemana popular durante la temporada de Adviento. Pequeñas galletas de mantequilla en forma de media luna hechas con almendras, harina y vainilla, ¡siempre son un éxito y no se secan antes de comerlas todas! Un lote hace 50 galletas, por lo que es ideal como receta destinada a dividirse en paquetes más pequeños de 10.

Esta es una de mis recetas de postres más populares y he recibido críticas muy favorables de muchas personas. Está hecho con solo seis ingredientes simples que probablemente tenga en su despensa en este momento y es una excelente opción si está buscando una receta de galletas navideñas que no sea demasiado dulce o pesada.

Estos biscotti veganos bañados en chocolate son una variación más saludable de la galleta italiana tradicional. El toque de aceite de oliva en estas galletas combina bien con el chocolate negro y el sabor a nuez de la harina de espelta. Hornee un lote y regálelo a los amantes del café y el té en su vida.

Una receta fácil de galletas de mantequilla de maní con doble chocolate que son espesas, suaves, apelmazadas y celestiales recién sacadas del horno, mientras que las chispas de chocolate se derriten. Haga un lote en aproximadamente 20 minutos de principio a fin con ingredientes simples de su refrigerador y despensa. ¿La mejor parte? ¡Sin harina, sin mantequilla, sin batidora eléctrica y sin enfriar la masa!

Biscotti es el regalo ideal de última hora. Rebanadas de pan crujiente con nueces, con el sorprendente toque de romero. Mantenga una hogaza de masa cocida en el congelador para emergencias y nunca más se quede sin un regalo.

Estas Easy Apple & amp Oat Bars saben a manzana crujiente pero son 100% más portátiles y se pueden regalar. Barato, rápido de hacer (un tazón), hecho con ingredientes alimenticios simples y reales, y no contiene gluten (hecho con avena), no contiene lácteos, no contiene huevo y es vegano.

Una galleta hermosa, ligera y dulce con sabor a naranja y arándanos. Es mejor servirlos frescos, así que hornee un lote por la mañana y llévelo a una reunión festiva para disfrutar de un regalo especial.

¡Una receta fácil de galletas cannoli con ricotta, chispas de chocolate y pistachos! ¡Divertidas galletas navideñas italianas, inspiradas en los cannolis italianos, que serán una gran adición a tus cestas de galletas navideñas y regalos este año!

¿Te encantan las galletas de mantequilla? ¿Y amas el matcha? Si dijiste que sí a ambos, entonces te encantarán estas galletas de mantequilla de tablero de ajedrez de matcha. Son tan desmenuzables, que se derriten en la boca y no demasiado dulces.


Almendras cubiertas de chocolate

  • Rendimiento: 8 porciones
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo total: 15 minutos
  • Curso: Postre
  • Cocina: Americana
  • Autor: Sabrina Snyder

Las almendras cubiertas de chocolate son dulces y saladas, hechas con almendras cubiertas de chocolate derretido y cubiertas con sal marina en escamas, ¡listas en muy poco tiempo!

Ingredientes

Instrucciones

Nota: haga clic en los tiempos en las instrucciones para iniciar un temporizador de cocina mientras cocina.

Derrita el chocolate en un recipiente apto para microondas en incrementos de 30 segundos.

Notas de la receta

Nota: haga clic en los tiempos en las instrucciones para iniciar un temporizador de cocina mientras cocina.

Información nutricional

Rendimiento: 8 porciones, Cantidad por porción: 286 calorías, Calorías: 286 g, Carbohidratos: 17 g, Proteínas: 7 g, Grasas: 22 g, Grasas saturadas: 5 g, Colesterol: 1 mg, Sodio: 147 mg, Potasio: 320 mg, Fibra: 5 g, Azúcar : 8 g, vitamina A: 10 g, calcio: 88 g, hierro: 2,4 g

Todas las imágenes y el texto son © para la cena, luego el postre.

¿Hizo esta receta?

Muéstrame lo que hiciste en Instagram o Facebook y etiquétame en @DinnerthenDessert o etiquétalo en #dinnerthendessert.

Sobre el Autor


Ingredientes para nuestra granola de coco

Cuando se trata de hacer granola, creo que hay algunas cosas que debes tener siempre. Tu base, algo crujiente, algo sabroso y algo dulce. Si tienes ese combo, ¡es casi seguro que harás un lote increíble de granola!

Para nuestro Nutty Date & Coconut Granola, usamos avena como base, luego agregamos una maravillosa mezcla de nueces, algunas especias (una que es única y TAN buena) y terminamos con miel. y miel de maple. Mezclado todo junto y ¡oh Dios mío, es increíble!

Lo mejor de todo es que esta granola usa solo un tazo'n y es listo en menos de una hora!


Despensa de Alison

¡Miles de neozelandeses confían en esta receta y la han usado regularmente desde que hice el pastel en la televisión hace más de treinta años!

HACE PASTEL REDONDO O CUADRADO DE 1 X 23CM

700g Alison & # 8217s Pantry Sultanas
500g Pasas de la despensa de Alison & # 8217s
250g de grosellas
50g de piel mixta

432g de piña triturada en jugo
3 tazas de harina de alto grado
1 cucharadita de canela y especias mixtas
½ cucharadita de clavo molido
225 g de mantequilla
1 taza de azucar
½ cucharadita de cada esencia de vainilla, almendra y limón
6 huevos grandes
50 gramos Almendras tostadas sin sal de Alison, para decorar (opcional).

* Para darle un toque moderno a un viejo clásico, sustituya la mezcla para pastel mencionada anteriormente por:
Mezcla para pastel:
200g Fechas selectas de Alison & # 8217s Pantry, Cortado
300g Alison & # 8217s Pantry Sultanas
250g Pasas de la despensa de Alison & # 8217s
200g de grosellas
200g de gotas de chocolate negro
300g Alison & # 8217s Pantry Figs, Cortado

El día antes de mezclar el bizcocho, poner los frutos secos y la piña sin escurrir en una sartén grande. Tape la sartén, caliente hasta que el líquido hierva y luego cocine a fuego lento hasta que se absorba todo el jugo. Dejar reposar toda la noche o hasta que esté frío.

Al día siguiente, combine la harina y las especias y reserve. En un tazón muy grande, bata la mantequilla, el azúcar y las esencias hasta que estén livianas. Batir los huevos uno a la vez, agregando 2 cucharadas de harina especiada con cada uno.

Agregue la fruta preparada (fría) y el resto de la harina con especias. Si la mezcla parece demasiado blanda, agregue más harina hasta que la mezcla caiga de una cuchara. Poner en una lata forrada, nivelando la superficie. Decora con almendras blanqueadas.

Hornee a 150 ° C durante 1½ horas, luego a 130 ° C durante 2 horas más, o hasta que una brocheta insertada en el centro salga limpia. (Unte el pastel caliente con ¼ de taza de brandy o jerez si lo desea).

Nota: Por lo general, horneo este pastel sin usar el horneado en abanico.

Panacotta de mango y maracuyá

¡Este delicioso postre hecho rápidamente es perfecto para servir a los amigos en las cálidas noches de verano!

25 g (¼ de taza) finamente picado Alison & # 8217s Pantry Mango en rodajas
¼ de taza de jugo de naranja
¼ de taza de agua
3 cucharaditas rasas de gelatina
2 cucharadas de agua
¼ de taza) de azúcar
2 cucharadas de pulpa de maracuyá
1 ¼ tazas de crema
½ taza de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla

Pica el mango en trozos del tamaño de semillas de maracuyá. Poner en una olla mediana con el jugo de naranja y la primera medida de agua y dejar hervir a fuego lento durante unos 5 minutos, hasta que se haya absorbido casi todo el líquido y el mango esté tierno. Mientras tanto, mezcle la gelatina cuidadosamente medida con la siguiente medida de agua FRÍA en un recipiente pequeño y deje que se hinche. Agregue el azúcar y la pulpa de maracuyá a la olla y revuelva suavemente a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto. Retire del fuego y agregue la gelatina ablandada hasta que se derrita.
Retire la olla del fuego y agregue la crema a la mezcla tibia. (Si tiene moldes lo suficientemente grandes, puede agregar hasta ¼ de taza de crema extra). Después de agregar la crema, agregue la leche y la vainilla. Coloque la olla en un recipiente más grande con agua fría y bloques de hielo y enfríe, revolviendo con frecuencia, hasta que la mezcla se espese lo suficiente para sostener las semillas y los trozos de mango. Vierta en cuatro vasos o tazones pequeños limpios y humedecidos, cada uno de los cuales tiene capacidad para ½ taza (o un poco más). Refrigere durante al menos 4 horas o toda la noche.
Sumerja los moldes en agua lo suficientemente tibia para ablandar la capa exterior de cada postre, luego desmolde en platos planos. Vierta un poco de coulis sobre cada postre justo antes de servir.

COULIS DE MANGO Y PASIÓN

Picar 50 g de Alison & # 8217s Mango en rodajas muy finas con unas tijeras. Cocine a fuego lento con ½ taza de jugo de naranja y agua durante unos 10 minutos, luego haga puré de fruta y líquido hasta que quede suave. Agregue aproximadamente 2 cucharadas de pulpa de maracuyá y deje enfriar, luego diluya hasta obtener una consistencia vertida con jugo adicional si es necesario. Mantener en un recipiente tapado hasta que se requiera.

Pastel de Navidad dorado

Celebre la Navidad del verano sureño con este delicioso pastel dorado enriquecido con almendras molidas y tachonado de frutas tropicales cristalizadas. Este es un estilo más ligero de pastel de frutas.

Para un pastel cuadrado de 20 cm o redondo o cuadrado de 23 cm (2,25 kg):

1½ tazas Mango en rodajas de la despensa de Alison
1 taza Trozos de piña de la despensa de Alison
2 tazas Sultanas Premium de Alison’s Pantry
½ taza Arándanos de la despensa de Alison
1 taza de chardonnay
¾ taza de cerezas glaseadas
250 g de mantequilla
1 taza de azucar
5 huevos grandes
1 taza Almendras molidas de la despensa de Alison
1 cucharadita de esencia de vainilla
½ cucharadita de esencia de almendra
Corteza de 1 naranja y 1 limón, finamente rallada
1 taza de harina para pan o de alto grado
1 cucharadita de levadura en polvo

Vierta agua hirviendo sobre mango, arándanos y piña para ablandar, escurrir y luego cortar en cubos de 5 mm. Agrega las pasas de uva lavadas. Cocine a fuego lento la fruta en chardonnay en una sartén tapada durante 5 minutos o hasta que se absorba casi todo el líquido. Extienda en una fuente para hornear para enfriar y absorber el líquido restante. Deje reposar durante varias horas o toda la noche, luego agregue las cerezas.

En un tazón grande o procesador de alimentos, bata la mantequilla blanda (pero no derretida) y el azúcar hasta que estén cremosos. Batir un huevo a la vez, agregando una cucharada de almendras molidas después de cada uno. Batir las esencias, las almendras molidas restantes y las cáscaras de los cítricos finamente ralladas, luego la harina tamizada y la levadura en polvo. Use su mano para mezclar la fruta fría preparada.

Extienda en una lata forrada y hornee por debajo de la mitad del horno. Hornee pasteles de 23 cm (5 cm de alto) a 150 ° C durante 45 minutos, luego a 130 ° C durante aproximadamente 1 hora y media. Hornee pasteles de 20 cm (6-7 cm de alto) a 150 ° C durante 45 minutos, luego a 130 ° C durante aproximadamente 2 horas. (Reducir la temperatura en 10 ° C para hornear en abanico). Los pasteles se cocinan cuando un pincho empujado profundamente en el centro sale limpio. Cocine más tiempo si es necesario.

Para un mejor sabor, déjelo una semana antes de comer. Sirva como está o hielo con almendra o glaseado blanco.

Almacenamiento de pasteles de Navidad:
& # 8211 Los pasteles no deben almacenarse en un recipiente completamente hermético a menos que estén refrigerados o congelados, de lo contrario pueden enmohecerse. Los pasteles ricos se congelan bien hasta por seis meses.

& # 8211 Envuelva el pastel en papel a prueba de grasa, toallas limpias o latas de metal no herméticas que permitan la circulación de aire. Nunca envuelva hasta que esté completamente frío.

Pastel de dátiles y nueces

En realidad, no se pueden ver las frutas y los frutos secos en este delicioso pastel, porque están finamente picados. Sírvelo de postre o para una ocasión especial, con café. (Necesitas un procesador de alimentos y una batidora para hacerlo).

1 taza (150 g) Fechas de la despensa de Alison & # 8217s (Cortado)
1 taza (90 g) Nueces de despensa de Alison & # 8217s
½ taza de azúcar
2 cucharadas de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
2 huevos grandes
1 cucharadita de vainilla

Encienda el horno a 180 ° C, o 170 ° C si usa un horno de ventilador.

Cubra el fondo de un molde para pasteles redondo de 23 cm con papel de hornear y rocíe los lados con spray antiadherente. Mide los dátiles y las nueces en un procesador de alimentos. Agregue la mitad del azúcar medido, la harina y el polvo de hornear y luego pique hasta que los dátiles y las nueces estén tan finas como los copos de avena. En otro bol batir las claras de huevo con la mitad (2 cucharadas) del azúcar restante hasta que sus picos se vuelvan al retirar la batidora. Batir las yemas de huevo con el resto del azúcar y la vainilla hasta que estén espesas y cremosas. Combine las tres mezclas, dóblelas ligeramente juntas y convierta la mezcla en la lata preparada.

Hornee durante unos 30 minutos, hasta que el centro salte hacia atrás cuando se presione. Deje reposar durante 10 minutos y luego colóquelo en una rejilla para que se enfríe.

Servir cubierto con crema batida, quark o ricotta, decorado con una interesante selección de frutos secos y frutos secos picados, como dátiles, orejones, nueces y nueces.

NOTA: Este pastel se puede preparar con anticipación y congelar. Se decora mejor dentro de las tres horas posteriores a su servicio.

Muffins de arándano y naranja

100g (¾ taza) Arándanos rojos de la despensa de Alison & # 8217s
¼ de taza de agua
2 naranjas, cáscara y jugo
75 g de mantequilla
2 huevos
½ taza de azúcar
2 tazas de harina con levadura

Enciende el horno a 170 ° C con una rejilla en el medio.
Coloque los arándanos en un recipiente apto para microondas, vierta el agua sobre ellos, cúbralos y cocine en el microondas a temperatura alta durante 2 minutos. Sacar y reservar aproximadamente una cucharada de arándanos.
Ralle finamente la cáscara de naranja en el bol con los arándanos, luego exprima el jugo en una taza medidora. Mida el jugo con cuidado, agregando más agua si es necesario para llegar a ½ taza. Agregue esto a la mezcla de arándanos.
Derrita la mantequilla medida hasta que esté líquida y déjela a un lado, mientras tanto.
Batir los huevos hasta que estén bien mezclados en la taza medidora y reservar también.
En un bol grande (lo suficientemente grande para contener todo) mida el azúcar y la harina con levadura. (Revuelva la harina en su bolsa con un tenedor, luego coloque un tenedor o cuchara en una taza medidora, llenándola. Nivele sin golpearla ni presionarla). Mezcle el azúcar y la harina con un tenedor.
Cubre el molde para muffins con aceite o spray antiadherente.
Agregue a la mezcla de harina, sin revolver, la mezcla de naranja y arándano, la mantequilla derretida y los huevos mezclados. Cuando esté todo agregado, mezcle los ingredientes líquidos y secos junto con un agitador flexible, hasta que no se vean rayas de harina. (En ningún momento bata la mezcla o los muffins estarán duros y subirán en picos).
Vierta la mezcla de muffins en los moldes para muffins con dos cucharadas de la casa. Ayude a que la mezcla salga de la primera cuchara con la segunda cuchara. Coloque algunos de los arándanos en cada muffin.
Hornee los muffins a 170 ° C durante unos 12 minutos, hasta que los muffins salten al presionarlos. Deje los muffins en su molde durante unos minutos, para que sean fáciles de sacar.

Panforte de Navidad

Este bizcocho plano masticable, muy firme, oscuro y compacto, de origen italiano, está aromatizado con chocolate, frutos secos y frutas. Envuelto cuidadosamente para regalo, hace una docena de regalos especiales e inusuales para buenos amigos.

Para aproximadamente 12 y # 8211 15 porciones:
75 g de mantequilla
½ taza de gotas de chocolate amargo
1 taza Alison & # 8217s Pantry Almendras Blanqueadas
1 taza Alison & # 8217s Avellanas de despensa
1 taza Alison & # 8217s Pantry Pecanas
1 taza de frutos secos (sugerimos Alison & # 8217s Pantry Choice Albaricoques, Cortado)
½ taza Jengibre cristalizado de Alison & # 8217s Pantry
¼ taza de azúcar en polvo
½ taza de miel
½ taza de harina
¼ taza de cacao
2 cucharaditas de canela

Caliente el horno a 150 ° C. Derrita la mantequilla y las chispas de chocolate en un tazón grande en el horno de microondas al 50% de potencia durante 2 minutos, o sobre una olla con agua caliente. Ase las nueces en una fuente para hornear poco profunda mientras el horno se calienta hasta que tengan un color ligero, aproximadamente 10 minutos. Vierta las nueces calientes en la mezcla de chocolate derretido. Agregue la fruta seca elegida y el jengibre picado.

Revuelva el azúcar y la miel a fuego lento a moderado, hasta que el azúcar se disuelva. Cuando la mezcla burbujee por toda la superficie, agregue el almíbar caliente a la mezcla de nueces.

Tamizar la harina, el cacao y la canela hasta que se mezclen, luego verter la mezcla tibia en una lata redonda de unos 24 cm redondos o una lata cuadrada de 23 cm con el fondo y los lados forrados con un revestimiento de teflón o papel de hornear. Da palmaditas de manera uniforme, con un trozo de plástico entre el pastel y tu mano, si es necesario.

Hornee a 150 ° C (en abanico si es posible) durante 30 & # 8211 45 minutos, o hasta que el centro se vea y se sienta tan cocido como la parte a 5 cm del borde. Una cocción más prolongada produce una torta más firme y parecida a un caramelo. La mezcla se sentirá mucho más suave de lo normal para un pastel, pero se endurecerá al enfriarse. Dejar al menos 24 horas antes de cortar con un cuchillo muy afilado o dentado. Espolvoree con azúcar glas antes de servir. Guarde las piezas envueltas en el refrigerador o congelador, si las va a preparar unas semanas antes de que sean necesarias.

Notas: Reemplace la mitad del cacao con la misma cantidad de harina extra para obtener un sabor a chocolate más suave. La mezcla no contiene polvo de hornear, soda ni huevos.

Brownies de chocolate y avellanas

¡A todos les encantan! Tienen la textura justa y muy buen sabor.

¾ taza Avellanas de la despensa de Alison
½ taza de aceite de canola o de semilla de uva
1 taza de azúcar morena
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 huevos grandes
½ cucharadita de sal
1 taza de harina estándar
1 cucharadita de levadura en polvo
¼ taza de cacao

Caliente el horno a 180 ° (o abanico de 170 °) con la parrilla justo debajo de la mitad. Mientras se calienta, dore ligeramente las avellanas en una bandeja para hornear durante 5-10 minutos. (¡No cocine demasiado!) Cuando esté frío, coloque las nueces en un paño de cocina limpio y doblado y frote la piel. Forre la base y los lados de un molde para hornear de unos 20 cm cuadrados con papel de hornear.

Combine los siguientes cinco ingredientes en un tazón mediano y bata con un tenedor. Tamice la harina, el polvo de hornear y el cacao y revuelva hasta que se mezclen uniformemente. Pica las nueces tan finamente como quieras y luego revuélvelas también.

Vierta la mezcla en la sartén preparada y hornee por 25-30 minutos, o hasta que una brocheta clavada en el centro salga limpia. (No se preocupe si los lados se elevan más alto que el medio). Deje enfriar, luego levante de la sartén y corte en trozos del tamaño que desee.

Sirve grandes trozos de helado de vainilla de postre, rociando un poco de licor de avellanas sobre el helado si quieres. O córtelo en barras más pequeñas para servir con café. Almacene en un recipiente hermético en un lugar fresco, hasta 5 días.

Variaciones: Reemplaza las avellanas por almendras picadas, nueces o macadamias.

Rebanada de albaricoque

Esta rebanada sabe a albaricoque y caramelo & # 8211 ¡mmm! Los albaricoques de Nueva Zelanda le dan a la rodaja un sabor más intenso.

150g Albaricoques Alison & # 8217s Pantry Choice
¼ de taza de jugo de naranja o jerez
75 g de mantequilla derretida
½ lata de 400 g de leche condensada azucarada
½ taza de azúcar morena
Paquete de 250g de galletas de malta o vino
½ taza Coco rallado de despensa de Alison & # 8217s
coco extra

Forre la base y los lados largos de un molde de unos 18x18cm con papel de hornear. Pica finamente los orejones y caliéntalos en el zumo de naranja o jerez en una olla grande hasta que no quede líquido. Agregue la mantequilla y revuelva a fuego lento hasta que se derrita. Agregue la leche condensada y el azúcar morena y caliente suavemente, revolviendo con frecuencia hasta que la leche condensada esté dorada, luego retire del fuego.

Desmenuza las galletas y revuélvelas junto con el coco en la mezcla de albaricoque. Espolvoree la bandeja para hornear forrada con coco extra y luego agregue la mezcla. Presione uniformemente hasta la profundidad que desee (no es necesario que cubra toda la lata). Espolvoree la parte superior con más coco, luego refrigere durante al menos 2 horas antes de cortar en trozos del tamaño que desee. Sirva con té o café, o empaque los almuerzos. Refrigere en un recipiente tapado, hasta por un mes.

Variación: Para una rebanada de albaricoque y almendras, agregue ½ taza de almendras en rodajas Alison & # 8217s Pantry Sliced ​​(ligeramente tostadas y picadas) con las galletas trituradas.

Pastel de albaricoque y almendras

¡Este pastel para ocasiones especiales sabe muy bien! No triture las galletas demasiado finamente, o la torta quedará demasiado firme y seca.

140g (1 taza) Alison & # 8217s Pantry Almendras naturales en rodajas
20 & # 8220Snax & # 8221 galletas (75g)
2 cucharaditas de levadura en polvo
1/2 taza Alison & # 8217s Pantry Apricots, picado pequeño
3 claras de huevo grandes
1 taza de azucar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Encienda el horno a 180 ° C o 170 ° C. Tostar las almendras hasta que tengan un color pajizo en una sartén a fuego lento, o en una sartén para bizcocho debajo de una parrilla. Coloque las nueces tostadas y las galletas en una bolsa de plástico grande (Alison & # 8217s Pantry) y triture con un rodillo. O pique nueces y galletas en un procesador de alimentos. En cualquier caso, la mezcla debe estar en trozos pequeños más gruesos que el pan rallado. Agregue el polvo de hornear y los albaricoques picados.

En un tazón grande sin grasa, bata las claras de huevo hasta obtener picos suaves. Agregue el azúcar y la vainilla, y vuelva a batir hasta que se levanten picos cuando se retire el batidor. Incorpore la mezcla de migajas, luego vierta la mezcla en una cacerola circular, bien cubierta con spray antiadherente. Hornee durante 30 minutos y luego inclínelo con cuidado sobre una rejilla.

Cuando esté frío, gírelo hacia arriba sobre un plato plano para servir. Decora con nata montada y decora con más albaricoques y almendras ligeramente tostadas. Sirve el día en que se hace.

Pastel Filo de Manzana y Avellana

Este pastel es bastante espectacular y bastante divertido de hacer. I make the filling using the first Cox’s Orange apples that I pick from our own tree.

If time is short, or if you don’t have fresh apples, make the pie using a can of apple pie filling, preferably with the suggested added flavourings.

500-600g Cox’s Orange or other apples
1 cucharada de mantequilla
¼ cup orange juice
½ cup white wine
8 Alison’s Pantry Choice Apricots (chopped), optional
¼ cup sugar
1Tbsp flour
¼ cup toasted Alison’s Pantry Hazelnuts (chopped)
8 sheets filo pastry
About 2 Tbsps melted butter or olive oil
4 Tbsps apricot jam, sieved
Azúcar glas para espolvorear

Peel and core the apples and cut into quarters. Cut the quarters in half again. Melt the butter in a large frying pan and turn the apple pieces in it, over a fairly high heat. Add the orange juice and wine, then the finely chopped dried apricots. Sprinkle the apples with the mixed sugar and flour, stir in, and cook gently until the apples are just soft, in a small amount of lightly thickened sauce. Stir in half the chopped hazelnuts.

Trim the rectangular sheets of filo pastry into squares, then place one sheet on a dry surface and brush it lightly with melted butter or olive oil, using about a teaspoonful per sheet. Place another square over it so you have a filo “sandwich”. Use the remaining sheets to make three more sandwiches.

Lie the first sandwich in a lightly buttered or oiled 20-23cm pie plate or low-sided cake tin. Place the next sandwich over the first, but at a different angle. Continue layering the sheets until the four sandwiches are used up.

Pile the prepared filling into the filo lined pan, and sprinkle with the remaining hazelnuts.

Working carefully and gently, fold the filo corners and edges back over the apple filling, one at a time, frilling and arranging them attractively. Bake at 190°C for 20-30 minutes until the filo in the tin is golden. If the top filo browns too fast, cover it with foil or spray it with water at intervals.

When the pie is cooked, brush the exposed apple filling with warmed apricot jam to glaze it, dust the filo edging with icing sugar, and serve warm or reheated, cut into wedges.

VARIATIONS: Put the filling into a single or double crust made of homemade short pastry or bought flaky pastry, if you like. Alter cooking times and temperatures to suit the pastry you use.

Persian Couscous Salad

1 taza Alison’s Pantry Israeli Couscous
2 cups vegetable or chicken stock, heated
1 cebolla finamente picada
2 dientes de ajo finamente picados
1 Tbsp each of Alison’s Pantry Sliced Almonds, Sunflower, Sesame & Pumpkin seeds
(makes ½ cup)
½ taza Alison’s Pantry Jumbo Raisins & diced Alison’s Pantry Apricots mezclado.
(Alternatively use Alison’s Pantry Berry Zest)
¼ cup fresh parsley or basil, chopped

Optional extras: cubed carrots, finely chopped celery, chopped sundried tomatoes, diced red capsicum, lemon juice.

Cook onion and garlic in a little olive oil until soft. Add fruit and couscous, cover with heated stock and cook until couscous is al dente, approximately 10 minutes. Remove the lid for a few minutes to reduce all the liquid. Stir in nut and seed mixture and herbs. Sazone con pimienta.

Pasta with Pistachio Pesto

The pistachios, parsley and avocado oil give this, our best pesto ever, a vibrant green color as well as a delightfully nutty flavor.

1 cup (100g) Alison’s Pantry Pistachios
400g packet fresh pasta
1 cup (60g) parsley
2 dientes de ajo
½ cup avocado oil
½ cucharadita de sal
extra avocado oil

Shell the pistachios (this yields about ½ cup). Boil the pasta according to packet instructions. While it cooks, put the parsley, garlic, and oil in the food processor and blend until finely chopped. Add the shelled nuts and salt, and process until nuts are chopped finely but not puree. (Add more oil if mixture seems too dry).

Drain cooked pasta leaving 2 tablespoons of cooking liquid in the pot. Toss the pistachio pesto through the pasta, with extra oil if you like. Serve topped with shavings of parmesan and a few extra chopped pistachios, and salad if desired.

Dee’s Curried Cashew & Carrot Soup

Cashews transform everyday soup into something really delicious, unusual and exotic.

1 cucharada de mantequilla
1-2 Tbsp curry powder
2 small onions, chopped
500g carrots (3 large carrots) chopped
3 cups vegetable or soup stock
100g Alison’s Pantry Roast Cashews

Melt the butter in a medium-sized pot, and the curry powder and chopped onions.
Cover and cook until the onions are soft but not brown. Add the carrots and stock and simmer until the carrots are tender.

In a blender or food processor, process the roasted cashew nuts to the consistency of ground almonds (the finer the grind, the smoother the soup). Drain the cooked carrots and onion and put into the food processor with the ground cashews. Process, adding enough cooking liquid to reach the thickness you like. Taste and season if necessary.

Reheat and serve as is, or top each serving with a spoonful of yoghurt and a little chopped mint or coriander, or more chopped cashews.

Chicken in Pastry

There are times when you want a small group of people to sit down for a festive dinner which looks special, but is not too complicated or time consuming. Here is a recipe which fills these requirements.

It consists of four flattened chicken breasts. Two are placed on pastry and topped first with stuffing, then with the remaining breasts. They are wrapped in pastry, garnished then baked. The package is best served hot and when sliced should show colourful stuffing between layers of chicken, the whole thing surrounded by pastry.

4 chicken breasts, skinned and boned
2 Tbsps olive oil
1 cebolla grande
1 cup parsley sprigs
1 tsp fresh sage, finely chopped
¼ de taza Alison’s Pantry Pine Nuts
6 spinach leaves
12-15 pieces sun-dried tomatoes OR a jar of sliced red peppers
400g puff pastry
1 huevo

Pound each boneless, skinless breast between two plastic bags using a rolling pin, until the breast is double its original length and width.

Chop the onion, parsley and sage finely. This may be done in a food processor or by hand.

Heat the oil in a frying pan and gently cook the onion and herbs until the onion is soft and transparent but not browned. Add the pine nuts and brown very lightly.

Wash and chop the spinach. Cook briefly until wilted, then drain and stir into the onion mixture.

To make a red layer use sun dried tomatoes or a drained jar of sliced red peppers. If using the tomatoes, chop them and soak them in a little boiling water for 15 minutes. Roll the pastry out thinly and evenly on a floured and double strip of baking paper until it is 45cm square.

Place two of the flattened fillets side by side on the centre of this, patting them into an oval shape. Spread the spinach an onion mixture evenly on top, leaving the edges clear, then arrange the drained tomatoes or peppers on this. Place the two remaining fillets of chicken on top, covering the stuffing. Pat into a neat shape.

Now cut the four diagonal lines from the corners of the pastry to the chicken.

Beat an egg with 2 teaspoons of water and ½ teaspoon of salt. Keep this on hand to brush the pastry layers to help them stick to each other, then later to brush the surface.

Now fold the pastry over the chicken. Fold the ends in first, trim away excess, then fold the longer sides of pastry over the chicken. Again trim away excess pastry, but leave enough to fold under the ends. You should finish up with an oval package. Brush the surface with egg mixture. Cut whatever shapes you like from the pastry offcuts. Place on the egg-brushed surface and brush again.

Lift the baking paper and the pastry package onto a sponge roll tin and bake at 220°C for 45-60 minutes until golden brown. Lower the heat or cover the pastry loosely if the top browns too fast.

Leave to stand for 10 minutes before serving. This is nice served with new baby potatoes, baby carrots and seasonal green vegetables.

Chicken & Waldorf Salad

FOR 2-3 SERVINGS: DRESSING:
1-2 crisp red apples 1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de jugo de limón ¾ tsp salt
2 stalks celery 1 tsp curry powder or paste
200g sliced cooked chicken meat 2 tsp Dijon or mild mustard
½ taza Alison’s Pantry Walnuts 2 Tbsp each lemon juice
sour cream & canola oil 2-3 Tbsp chicken stock or water
3 cups salad greens

First make Curried Sour Cream Mustard dressing. Whisk all dressing ingredients except water or stock together until smooth. Thin to coating consistency with water or chicken stock.

Assemble salad just before serving. Cut unpeeled apples into wedges or cubes and toss in the lemon juice. Slice celery 5mm thick. Add celery, cooked chicken and half the walnuts to apples. Gently toss together, adding enough dressing to coat. Spoon onto salad greens (torn or chopped if necessary) on individual plates and sprinkle with remaining walnuts. Let diners spoon extra dressing over salads if desired.

10 Minute Salmon & Couscous Salad

Just the thing when you don’t want to cook at the end of a hot summer day!

FOR 2-3 SERVINGS:
1 can (100-200g) salmon
1 ½ cups liquid (see below)
½ tsp minced chilli (optional)
¾ cup Alison’s Pantry Couscous
2 spring onions and celery stalks, sliced
3 cups torn or roughly chopped lettuce leaves
1 cup each cubed cucumber and tomatoes
chopped fresh coriander, basil, dill, etc.
Jugo de 1 limón
¼ cup olive (or other) oil

Use whatever sized can of salmon suits you (red salmon looks best). Drain salmon liquid into a measuring jug and make up to 1 ½ cups with chicken stock (or 1 teaspoon instant chicken stock and water). Stir in the chilli, then bring mixture to the boil in a microwave oven or pot. Pour the boiling liquid over the couscous in a large shallow, heatproof bowl. Cover with a plate and leave to stand for 5-6 minutes. Meantime, prepare the vegetables and herbs.

When couscous has soaked up all the liquid, break the drained salmon into chunks and mix half of it through the warm couscous with half the lemon juice and oil. Taste, season if necessary, then mix in the prepared vegetables and herbs. Top with the remaining salmon and drizzle with the remaining lemon juice and oil. Serve piled in shallow bowls, with crusty bread rolls.

Variation: Add cooked prawns, mussels, surimi, or chopped hardboiled eggs. Replace lemon juice and oil with your favourite salad dressing.


Chocolate Dipped Vanilla Bean Macaroons

I just stole one of these vanilla bean macaroons out of the freezer, biting into the hard exterior and trying to eat it before the chocolate dipped bottom started melting onto my fingers, with no luck. If I’m going to be 100% honest here, I probably ate about 3 cookies worth of dough while I was scooping these out onto the cookie sheet and have been sneaking them off of the cold pan straight from the freezer ever since. If you love coconut desserts as much as I do, these are your love language!

The recipe for these crunchy, sweet macaroons comes from one of my absolute favorite bloggers Angela over at Oh She Glows. Back when I started making the transition to vegan/plant based (along with my dad), Angela’s recipes were the ones that made me think ‘Oh, maybe this won’t be so hard!’ and restored my faith in making easy and delicious vegan food. Of all the blogs out there, I can totally say that Oh She Glows was one of those that I’ve referred to numerous times and have ear marked so many pages from her first cookbook that I don’t even need to look for my favorite recipes anymore. Angela’s second cookbook is just as good, if not better than the first, with so many dinner ideas (which is a struggle for me!) and more snack recipes than I could ever need to curb my afternoon hanger. As I was flipping through the book after I got it in the mail, I couldn’t wait to start trying out the recipes and am planning on cooking from it numerous times this week. After all, it was her 9 spice mix from this book that truly got me into loving avocado toast! (Former hater here, trying to love avos as much as the next person) Once I mixed up these vanilla bean macaroons and slid them into the oven, I knew this cookbook would be a well loved part of my cookbook collection.

If I have any words of advice about this recipe, it’s to not be like me and try to shove all the cookies onto one sheet and overcrowd them. I know the recipe explicitly says to space them 2 inches apart, but my impatient self seemed to think it was a-ok to just plop them all on one and call it a day. I ended up with a few that were less than pretty, but really, I’m not complaining because I consider those ‘testers’ and promptly plucked them from the warm tray as soon as they were out of the oven.

icono de corazón sólido corazón sólido


Ver el vídeo: The Chocolate Sphere Dessert Pressure Test. MasterChef Canada. MasterChef World